No te pongas mucho al sol

Un verano interminable.

Siempre este sol en mi ventana,
siempre sus suaves dedos
acariciando mi piel
tan frágil,
tan deseada.

Y más allá,
en mis adentros
sin apenas darme cuenta
sus suaves dedos
van abrasando mi alma.

No te pongas mucho al sol
que este verano es muy largo.
 

a

VOLVER  A  FOTOGRAFÍAS           <<< FOTOGRAFÍA ANTERIOR           FOTOGRAFÍA SIGUIENTE >>>