El árbol que cogió una estrella

Era él tan poco.
Y era tanto ella,
tan hermosa,
tan lejana.

Llegaron lentos los anillos
y en su anhelo
una noche robó
una caricia a su amada.

Su alma compartieron
 desde entonces.

Para siempre.

 

a

VOLVER  A  FOTOGRAFÍAS           <<< FOTOGRAFÍA ANTERIOR           FOTOGRAFÍA SIGUIENTE >>>