Dementia

 

Sigue llamando, hijo mío.

 

Rompe

la cáscara de olvido

de esta mente

sin memoria.

 

Entra con tu luz

a buscarme

a este cuarto

tan oscuro.

 

Sigue llamando.

 

Hijo mío.

 

 

 

 

 

 

VOLVER  A  FOTOGRAFÍAS           <<< FOTOGRAFÍA ANTERIOR           FOTOGRAFÍA SIGUIENTE >>>